Consultor vs becario

Llevo un tiempo dando vueltas a cambiar la página de “about” y mi perfil de “linkedin”, pero siempre me paro ante la palabra “consultor”. Hace unos días leí un interesante post al respecto y me animé a hacer una reflexión sobre ello.

Por un lado, y lejos de mi ánimo el hacer proselitismo anti-intrusión, la tendencia de un número importante de “compañías” de consultoría que captan a personas recién licenciadas o con un bajo número de horas de vuelo y les entregan una tarjeta de visita en la que aparece la palabra “consultor”. Es cierto que no hay ningún sitio donde se estudie la carrera de “consultor” ni ninguna entidad que los homologue. Bueno… en realidad sí la hay… el tango “volver” la pone de manifiesto: “… las nieves del tiempo platearon mi sien…”. La palabra “consultor” empieza por “c” y la palabra “becario” empieza por “b”, y según la RAE no son sinónimos. Esta confusión de “c”s y “b”s no hace sino denostar y desprestigiar la labor de los “consultores”.
La segunda cuestión se ilustra con aquel chiste:

Un tipo, con un todo terreno último modelo, se detiene al borde de un prado lleno de ovejas. Se baja y se acerca al pastor del rebaño:
“Si le digo cuántas ovejas tiene… ¿me da una?”, le pregunta al pastor
“Vale”, le responde éste.
El tipo vuelve a su flamante 4×4, saca un portátil último modelo, un móvil vía satélite y mediante bluetooth e Internet se conecta a la asociación internacional de pastores de oveja lacha. Realiza una consulta sobre la superficie media de una oveja. Luego se conecta a Google Earth, obtiene una foto vía satélite del prado. Mediante un programa de dibujo vectorial calcula la superficie del prado y finalmente, mediante complicadas operaciones matemáticas… obtiene el número de ovejas… 225.
Vuelve a donde está el pastor y le dice:
“Tiene usted 225 ovejas”
“Es cierto, coja la que quiera…”, le responde asombrado el pastor.
El “tipo” coge un animal, se lo pone en la espalda y se dirige a su 4×4. Cuando estaba a punto de llegar el vehículo, le alcanza el pastor, todo sofocado y casi sin respiración…
“Si yo acierto a lo que se dedica… ¿me devuelve la oveja?”, le pregunta el pastor.
“De acuerdo”, le responde el tipo mientras una sonrisilla de superioridad se le escapa por la comisura de los labios.
“Usted es consultor”, sentencia el pastor.
“Tiene usted razón, pero… ¿Cómo lo ha sabido?”, el “tipo” no cabe en su asombro…
“Pues es fácil… porque ha venido cuando nadie le había llamado… me ha dicho algo que yo ya sabía… y por último… se está llevando al perro!!!”

Tampoco este segundo apartado contribuye a dignificar el trabajo de un consultor. Ya hace tiempo inventé un “cocktail” que, para mí, refleja lo que debe ser un buen consultor. Lo llamo “Zurekin Sarean” porque nació en el caldo de cultivo de aquel proyecto:

Cocktail Zurekin Sarean
2 Partes de Escuchar antes de hablar
1 Parte de idioma común
1 Parte de Empatía
2 Partes de Sensibilidad
1 Pizca de Tecnología

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Empresas, Innovación, Personas, pymes, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Consultor vs becario

  1. aitoRR dijo:

    Que raro!!!!! La receta que comentas tiene las proporciones cambiadas a lo que se suele ver por ahí. Lo habitual es esto:

    0 Partes de Escuchar antes de hablar
    1/2 Parte de idioma común
    1/2 Parte de Empatía
    1/2 Partes de Sensibilidad
    15 Partes de Tecnología

    • Bakio dijo:

      Mi querido aitoRR…
      Mi aita decía, para explicar la ley conmutativa, que “el orden de burros no altera la recua”.
      El consiguió dos cosas con esta explicación:
      1.- que yo entendiera de qué iba el asunto
      2.- que, en su época de estudiante, el profesor de turno le pusiera un 0 por darse por aludido e identificarse con el citado animal.
      En este caso, la proporción y el orden tiene capital importancia en la receta y no tiene nada de conmutativa… puede que el origen de la confusión radique en que burro y becario empecen por la misma letra y consultor no.

  2. Mikel dijo:

    aitoRR ha sido muy “suave”. En mi opinión (no achacable a todos, pero sí a muchos y sobre todo a los becarios), lo que se suele ver por ahí es:

    0 Partes de Escuchar antes de hablar (Pero, !para qué, si yo lo sé todo!. En base a eso y al “supuesto” conocimiento de la tecnología, intentan enseñarle el negocio – su negocio – al cliente, lo que conduce irremediablemente al más absoluto fracaso y al mayor de los ridículos posibles y, por consiguiente, al desprestigio personal y, por extensión, de la profesión).

    0 Partes de idioma común. (Por favor… Queda mucho más “profesional” y “guay” hablar de: SAAS, CLOUD COMPUTING,…, así no me entienden e igual les vendo algo).

    0 partes de Empatía (bueno y si finalmente mi trabajo no sirve para nada, ¿Qué pasa?, ya hemos facturado).

    0 partes de Sensibilidad (eso ni se sabe lo que es).

    0 partes de Tecnología (al menos, de la orientada al negocio. De la otra, supuestamente mucha, pero…).

    • Bakio dijo:

      Hola Mikel:
      No tengo mucho que añadir a tu análisis… No espero que las “compañías” que mantiene este tipo de “filosofía” revisen sus planteamientos de acuerdo a criterios de satisfacción de cliente, calidad de servicio… pero me sorprende que no se prioricen criterios de fidelización y prefieran el negocio a corto a base de facturar ahora y perder el cliente después.

  3. anton dijo:

    Gracias por la sonrisa.Anton

    • Bakio dijo:

      Antón:
      La sonrisa se la debes al bueno de Manu. El fue el que me contó el chiste del consultor… ya hace mucho tiempo en algún refugio de Pirineos… pero sigue de rabiosa actualidad

  4. ratatouille dijo:

    Excelente receta final, lástima la reticencia de tantos a elegir los primeros ingredientes como base principal del plato. Siguiendo el símil gastronómico, los dos últimos contactos que he tenido con “chef/consultores” me han proporcionado el siguiente menú:

    Duelo Gastronómico: “Somos Consultoras con todos los Sellos de Calidad”

    Chef “No hacemos buen trabajo pero no me digas que no metemos horas”
    Plato Único:
    “Aluviada de Datos Inútiles cocinada lentamente con un retraso de 5 meses, con todos sus sacramentos (Informes farragosos, Sordera ante las reclamaciones, Presentaciones Inútiles)”

    y para digerir tal pesadez, un postre ligero, una mousse elaborada totalmente de aire,

    Chef:”No voy yo, que va mi pinche, cuéntale cómo se hace el plato”
    Postre:
    “Fantasía Urbanística: decostrucción del sentido común con levadura inmobiliaria comercial para inflar los resultados”

    Ambos platos, a un precio de….
    Hay cosas que no tienen precio, o que da vergüenza decirlo.

    Tengo el absoluto convencimiento (en el segundo plato, certeza) de que las personas que estaban realizando los trabajos e informes presentados eran becarias, con un nulo o pésimo control de su trabajo por parte de las personas que realmente “venden” los servicios de estas empresas.

    Al autor del blog, gracias por estar ahí.

    • Bakio dijo:

      Ratatouille:
      Abraracurcix, el jefe de la aldea de los irreductibles galos que resisten ahora y siempre al invasor…, mantenía, en “el escudo arverno”, que si los ingredientes eran buenos… el plato debía, necesariamente, salir bien. También defendía que el secreto de una buena comida pasaba por abusar de las salsas… y así ningún manjar podía indigestarse al comensal de turno…
      Parece un error “culinario” el ignorar el % de responsabilidad de la mano del cocinero en el plato final o fiar el éxito del plato a los artificios y complementos en lugar de los ingredientes principales del plato en cuestión… errores que 2000 años después han adoptado gran parte de los “consultores”.
      Afortunados Abraracurcix y sus compañeros ya que no hay registros históricos de la existencia de consultores en la costa de Armónica en los 50 ac. Pero si los hubiera… seguro que el bueno de Obelix les propinaría una buena torta mientras les espetaba con un sonoro: “… están locos estos consultores…”
      Por cierto… gracias a ti por estar ahí 🙂

  5. Pingback: Una deuda pendiente… Aotearoa (I) | El mundo está a favor de los pequeños…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s