Carta a un joven maestro Jedi

Ay, mi joven maestro Jedi…

Oscuros tiempos estos los que nos ha tocado vivir. La República no es más que una palabra hueca de la que hace tiempo olvidamos su significado. El Imperio campa a sus anchas a lo largo y ancho del universo conocido, del desconocido y del que nos queda por conocer. Hace lustros que el gran maestro Yoda sobrevive escondido en el alejado planeta Dagobah, preguntándose una y otra vez sobre el porqué de lo que hicieron o lo que no hicieron y que llevaron a que el hoy sea como es y no como lo habían imaginado. Obi-Wan Kenobi coquetea con la sinrazón para escapar de la tortura del pasado vagando como un ermitaño loco por los desiertos de Tatooine. Peor suerte corrieron el resto de los monjes-soldado que perecieron víctimas de la codicia, la ambición, la traición, la deslealtad o simplemente de la soledad y la melancolía. La fuerza huye y corre a refugiarse en lo más recóndito de nuestros hipotálamos para ocultarse del Señor de los Sith y escapar a su definitivo final.

Los ewoks, los habitantes del mundo de los pequeños en una de las lunas de Endor, poco o nada sabemos de grandes batallas galácticas, gestas heroicas ni sucesos grandilocuentes en lejanos planetas como Coruscant. Nuestros rudimentarios arcos y flechas poco o nada pueden contra fusiles de asalto láser, cazas de combate, sofisticados androides ni estrellas de la muerte. Solamente podemos esmerarnos en mantener viva la llama de la esperanza, contando a nuestros hijos e hijas sucesos de antaño a modo de relatos mitológicos con la esperanza de que no caigan definitivamente en el olvido, mientras tratamos de que nuestra pequeña tribu sobreviva en estos tiempos inciertos y lúgubres. Teebo nos dejó algunas pautas para dirigir nuestra aldea y seguir esperando mejores tiempos.

Puede que ni nosotros, ni nuestros hijos ni los hijos de nuestros hijos lleguen a presenciar el final del Imperio y su reinado de terror… pero llegará el día en el que la fuerza encuentre acomodo en corazones justos, limpios y leales como el de “Iratitxu Skywalker” y sean ellos y ellas los que planten cara al reino de lo oscuro y recuperen a la República del olvido y forjen una nueva era de luz, paz y prosperidad.

Hasta entonces… la consigna es sobrevivir, no ceder al desaliento ni al olvido para que los elegidos y las elegidas puedan llegar a tener la oportunidad de blandir nuestras viejas espadas láser y conseguir la victoria donde nosotros sólo cosechamos fracasos.

Que la fuerza te acompañe mi querido maestro Jedi… que la fuerza nos acompañe a todos.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en cine, Empresas, Innovación, Personas, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Carta a un joven maestro Jedi

  1. Pilar dijo:

    La suerte nos terminará por acompañar, ya lo verás…

    • Bakio dijo:

      Kaixo Pilar:
      Yo también lo creo y lo deseo porque… me resisto a legarle a Iratitxu un mundo hecho unos “zorros” y porque nadie ha conseguido contestar a Mafalda aquella pregunta de : “… y cuándo un país se gasta dónde se tira?…” así que mejor no tener que probarlo.
      Hay algo que nos diferencia de las chicas y chicos de “las galaxias”. Esta se centra en que el control y empleo de su “fuerza” emana de unos microorganismos internos llamados Midiclorianos que viven en sus células y en simbiosis con su cuerpo y naturaleza. En nuestro caso la fuerza emana de sentimientos y aptitudes como la lealtad, la generosidad, el cariño, la amistad, la integridad… eso que los amigos y amigas de Vesper llaman “buenas personas”… algo más humano y cercano y sobre todo que depende de nosotros y nosotras… no es garantía de nada pero consuela no tener que depender de las cartas de otros jugadores. A pesar de que muchos de esos sentimientos y aptitudes no estén de moda en nuestro imperio ni en el suyo… Así que como dice el capitán Alatriste: “… no queda sino batirse…”
      Aurrera!!!!

  2. Pingback: El paradigma | El mundo está a favor de los pequeños…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s