Viva la gente… las cosas son importantes pero la gente lo es más…

Esta mañana he estado “platicando” con los habitantes de Vesper sobre la importancia de las personas en las empresas y no he podido evitar la tentación de compartir la conversación con los visitantes del “mundo de los pequeños” y haceros participes del debate y las reflexiones…

La primera imagen que me ha saltado desde mi cajón de recuerdos, ha sido una “cancioncilla” que en su día tuvo gran éxito por su ritmo pegadizo, su letra ilusionante y optimista… aunque hoy estaría considerada más propia de tener como solista a “Espinete” y a “Txema” en uno de los episodios de “Barrio Sésamo”.

Yo tengo claro que lo importante son las personas… pero es difícil mantener esta afirmación en todos los ámbitos, todos los momentos y todas las situaciones.

Esto me recuerda a los regímenes de adelgazamiento que se pondrán de moda, como todos los años, en los próximos meses.

Cuando alguien busca argumentos para bajar de peso, no hace falta buscar mucho para encontrarlos a “puñados”: mejora nuestro estado general de salud, los análisis no tienen esos molestos “*” en los márgenes, los médicos no nos quitan nada rico de nuestra dieta, nos vemos, y nos ven, más “guapos”, más atractivos, nos cansamos menos al hacer deporte… Eso también le pasa a la primera afirmación, resulta muy fácil encontrar argumentos del porqué de lo importante de las personas.

Pero en medio de tanta buena intención y tanta razón de peso… aparece un buen plato de alubias con todos sus sacramentos, unos langostinos, un changurro, unos huevos con chistorra y patatas fritas, patatas a la riojana, un chuletón de buey euskal-okela, docenas de pimietos verdes fritos, una suculenta tarta Sacher, bombones y turrones de Goya… la lista también es larga. Me atrevería decir que más larga que la de razones para adelgazar… y hace falta mucha fuerza de voluntad e integridad para ignorar la segunda, no caer en la tentación y mantener a rajatabla el tan saludable régimen.

Cuando las personas, porque no dejan de ser personas, que “gerencian” las compañías y a pesar de tener claro que: “Yo tengo claro que lo importante son las personas”… se cruzan con los cuadros de mando, las cuentas de resultados, las presiones de los inversores por obtener beneficios… en una palabra: aquello que hace que la cartera de la compañía abulte más o menos… hace falta mucha fuerza de voluntad e integridad para ignorar la segunda, no caer en la tentación y mantener a rajatabla la tan noble primera afirmación.

Además, cuando llega el verano y las “lorzas” desbordan el traje de baño… siempre queda el recurso de echar la culpa al propio traje de baño: “… es que este traje de baño que es de la temporada pasada… es horrendo y sentaría super mal a cualquiera… voy a comprar otro nuevo y supergüai…”. Otro nexo de unión entre los regímenes y las personas-son-importantes-en-las-empresas

Supongo que todo se basa en una cuestión de equilibrio… mi aitite decía que la virtud está en el equilibrio… y seguro que tenía razón, como en otras tantas cosas, pero a mi me parece que eso del equilibrio es un asunto un tanto “inestable” y como tal, es más fácil caer hacia uno de los dos lados que permanecer en el “0” de la balanza. Yo tengo claro hacia que lado se suele inclinar el asunto… y vosotros?

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Empresas, Esperanza, Innovación, Música, Personas, pymes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Viva la gente… las cosas son importantes pero la gente lo es más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s